jueves, 22 de marzo de 2012

Manteniemeinto Dynafit TLT

Con el tiempo y el uso, iremos notando como nos cuesta cada vez mas girar la talonera de nuestra fijación Dynafit TLT, esta mas dura y ademas suena raro.
Esto es debido al oxido que se forma en los dos muelles sobre los que recae la tarea de controlar la rotación de la talonera. Estos muelles a pesar de ser de acero inoxidable quedan recubiertos de una capa de oxido debido a la continua entrada de agua y nieve, haciendo su funcionamiento mucho mas tosco y ruidoso, pudiendo llegar a no permitir el giro de la talonera.
Solucionarlo es muy fácil, las fijaciones Dynafit son completamente desmontables y solo te hará falta un destornillador plano.
En esta ocasión vamos  a hacerle el mantenimiento completo a la fijación, aunque el principal problema surge en los dos muelles inferiores, y no tanto en los superiores, que se encuentran mas aislados. Para esto necesitaremos ademas un destornillador torx del numero T10.


Esto se puede hacer con la fijación colocada en el esquí, yo aproveche un cambio de tablas para hacerlo.

Para desmontar la fijación lo primero que tenemos que hacer es aflojar la tension DIN al mínimo en la regulación superior (A), esto se hace girando el tornillo en sentido antihorario hasta que la marca amarilla este en el minimo, numero 5 (B). (IMPORTANTE: no aflojar mas allá de la marca del 5, porque dificultara la operación de montaje después)

Recordar el valor que teníais para volver a poner luego la misma tensión a la fijacion.

Ahora es momento de aflojar los cuatro tornillos torx de la tapa superior (C).


Una vez descubierta la tapa el resto de la fijación se desmonta como un puzzle, va todo encajado.



Después aflojaremos completamente el tornillo inferior hasta extraerlo del todo, en el hueco que queda estarán dos muelles, uno metido dentro del otro, normalmente en muy mal estado, pero no os preocupéis, tiene solución.


Una vez echo esto podemos girar la talonera libremente, dándole un giro de 90 grados en sentido antihorario y tirando hacia arriba esta saldrá de su eje fácilmente.

Y así nos queda todo el conjunto desmontado.


Los muelles inferiores van encajados uno dentro del otro, vamos a separarlos


Con desengrasante, disolvente, aguarras o gasolina... limpiamos todas las piezas metálicas, muelles incluidos (los que estén mas oxidados los podemos dejar una noche en disolvente), las partes plásticas las limpiamos con agua jabonosa o un desengrasante ligero y las secamos bien.

Una vez limpias todas las piezas toca emprender el camino contrario y montar la fijación de nuevo, no sin antes engrasar los muelles y las zonas de fricción. Para el engrasado yo uso vaselina, la podéis comprar en cualquier ferretería, es muy barato y no se lleva bien con el agua, así que también sella.

Los muelles se entafarran a tope y con una brocha se aplica también un poco al eje de rotación y a los alojamientos de los muelles y los tornillos de regulación.

El montaje es muy sencillo una vez desmontada, solo hay que tomar el sentido inverso, sirven las mismas fotos del desmontaje..

Es muy importante acordarse de regular de nuevo la tensión DIN con los dos tornillos de regulación traseros, ya que si no nos saltara al primer giro.
(Siempre el mismo valor en ambos tornillos)

Esta operación seria recomendable realizarla una vez al año, al menos la de los muelles inferiores, que solo requiere de un destornillador plano y  5' de tiempo.